Elegir un babero de bebé no es una cuestión haya pasado a menudo por la cabeza de los padres, pero cuando llega un nuevo miembro a la familia quieres lo mejor para él. Sobre todo, porque los bebés tienen una piel tan delicada que no vale cualquier prenda o accesorio. 

¿Cómo elegir un babero? 

Esta puede parecer una pregunta sencilla, pero al ver la cantidad de tipos de baberos que podemos encontrar se complica la respuesta. Desde Minutus os informamos que no hay un babero perfecto para todo, porque cada uno de ellos presenta diferentes características que serán mejores o peores en función del crecimiento del bebé, la comodidad o gustos de cada niño o padre. 

Es importante distinguir las necesidades del pequeño de casa. Por ejemplo, si el babero que necesitamos es para un recién nacido, necesitaremos uno no muy grueso para limpiar su saliva. En cambio, si buscamos uno para darle la comida necesitaremos un babero más grueso o de plástico biodegradable. 

Cosas a tener en cuenta antes de comprar un babero

Cada bebé es un mundo y este se debe adaptar a él según la forma, el tamaño, el cierre, así como a su crecimiento, cuando empiezan a salirle los primeros dientes, cuando empiezan a comer solitos, etc. Algunos de los detalles más importantes a tener en cuenta antes de elegir un babero son: 

  • La talla: algunos baberos cuentan con una serie de tallas adecuadas a bebés más pequeñitos o más grandes.
  • Cierre: Esto dependerá mucho de lo que se adapte a la edad del bebé. Lo importante siempre es que estén cómodos y que sean fáciles de quitar y de poner para nosotros.
  • Los tejidos: los materiales de fabricación de los baberos son muy importantes. Cuando son pequeños los de tela son la mejor opción, mientras que cuando son más mayores conviene usar baberos de plástico o de silicona, o cualquier otro material más rígido
  • Fáciles de limpiar: será realmente útil para nosotros, pues nos evitaremos añadir una complicación a nuestro día a día. Debemos asegurarnos que los baberos para bebé de tela puedan meterse en la lavadora, y los modelos de silicona puedan meterse en el lavavajillas.

Babero y quitababas, ¿es lo mismo?

El babero para un bebé ha sido a lo largo de la historia el protagonista desde que los peques nacen hasta que superan su época de dentición, pero a la vez han ido evolucionando. En cambio, los quitababas, también llamados bandanas, son una de las novedades que surgieron de esta evolución. En su caso, los quitababas son conocidos por ser una opción cómoda y moderna, con la que podemos vestir a los bebés a la moda y evitar que la ropita se manche. 

Entonces, ¿no son lo mismo? No exactamente. Aunque ambos cumplen la función de evitar las manchas, los baberos son especialmente útiles a la hora de evitar manchas en la ropa del bebé cuando come. Además, evitan la humedad en su ropita, especialmente en la época en la que los bebés generan más babas como en el caso de la dentición. Los baberos suelen ser redondeados, y su funcionalidad dependerá de la impermeabilidad y del material con el que estén fabricados, así como de su medida.

Por su parte, los quitababas o bandanas están diseñados sobre todo para evitar que la ropa de nuestros peques se humedezca con la saliva o la leche. Suelen ir más ajustadas que los baberos y pueden ser un gran complemento a su vestimenta, ya que se pueden encontrar de muchos estilos diferentes. Pero se caracterizan por su forma de pañuelo al estilo cow boy. 

Tipos de babero de bebé según su crecimiento

Babero de recién nacido o de pocos meses

En esta época de la vida de nuestros hijos deberemos usar un babero que evite las manchas de las babas que generan, ya que no pueden controlarlo. Además, puede ser dañino si le traspasa a su piel. 
Por un lado, si el peque no babea mucho le podemos dejar puesto todo el día un babero de algodón o alguna tela similar, ya que no se humedece mucho. Una buena opción para un bebé son los baberos con rizo de algodón en el interior porque nos aseguraremos de proteger el pecho del bebé de las babitas y los restos de comida. Además, también podemos encontrar diseños bonitos, como el babero Ruda multiestrellas, de Minutus.

babero bebe multiestrellas minutus

Por otro lado, si el pequeño babea mucho deberás cambiarle el babero o el quitababas con frecuencia para que la humedad no traspase a la ropita y de ahí a su cuerpo. Entonces, puedes probar de ponerle estampados más llamativos y divertidos como el quitababas Etoile.

quitababas bebe etoile minutus

Babero para cuando empiezan a comer con ayuda

Durante esta etapa la mejor opción son los baberos de plástico, ya que cuentan con la ventaja de poder limpiarlos de una manera muy fácil y rápida. Sólo debes pasar un trapito o un poquito de agua y limpio. 

Hoy en día, hay muchos baberos de plástico o plástico biodegradable que cuentan con una especie de bolsillo que tiene la función de recoger todos los trocitos de comida que se le puedan caer. De esta manera evitaremos que una gran parte de los alimentos acaben en el suelo. 

Babero para cuando empiezan a comer solos

A los bebés les encanta experimentar con las texturas y los sabores de la comida, así que es probable que cuando empiecen a comer solitos acabe más comida en la ropa que en la boca. Para esta etapa los baberos de cuerpo entero para bebés son la mejor opción. Así no tendrás que cambiarle de ropa siempre que come.

Estos baberos tienen la forma de una camiseta o un body y protegen toda la zona superior del cuerpo.

babero bebe para comer

¿Y los baberos desechables?

A nosotros nos gusta apostar por los baberos de tela, que pueden lavarse y reutilizarse constantemente. Además, ayudamos al medioambiente. Pero, es cierto que contar con algún babero desechable en la bolsa de tu peque puede salvarnos de más de un contratiempo cuando salimos por la calle y no tenemos ninguno limpio. Además, estos baberos de usar y tirar no necesitaremos guardarlos en la bolsa del cochecito cuando esté manchado. También, evitaremos malos olores o manchas por todos lados de la bolsita del bebé. 

Cómo hacer la elección final

Como hemos dicho, no existe un babero perfecto para todos los bebés pero a la hora de elegir cuál comprar debemos tener en cuent su carácter: si le gusta mucho la comida, si juega con ella, o por el contrario come tranquilo y pausado, sin armar mucho alboroto. 

Pero si hemos de tener una cosa clara, el babero para un bebé es un accesorio indispensable para evitar que la saliva humedezca el cuerpo del pequeño y pueda producir escozor o irritación.