Los meses de verano, sobre todo dependiendo de en qué zona del mapa te encuentres, pueden llegar a ser difíciles de soportar por las altas temperaturas e incluso la humedad. El cansancio se hace mayor, y si te encuentras en los últimos meses de embarazo, será todavía más intenso. Hoy te damos varios consejos para que estar embarazada en verano no sea tan frustrante.

Consejos para disfrutar estando embarazada en verano

Hidratación

Beber mucha agua es importante para cualquier persona, sobre todo en verano, pero especialmente si estás embarazada. La retención de líquidos es algo habitual durante el embarazo y, aunque parezca contrario, lo más recomendable es beber muchos líquidos.

Beber agua con frecuencia facilita la eliminación de exceso de líquido y de toxinas del organismo. Durante el verano, además, es importante mantenerte hidratada incluso antes de sentir sed.

Llévate una botella de agua contigo a todas partes para estar preparada en cualquier momento.

Evita las comidas pesadas

Es cierto que en verano nos suele apetecer más comer cosas frescas y ligeras, pero también es una época en la que nos reunimos con amigos y hay más celebraciones.

Intenta evitar las comidas copiosas para no sentirte más pesada. Facilitar las digestiones es importante para estar más cómoda y sentirte más ligera.

La fruta fresca de temporada, además de aportarte un montón de vitaminas y energía, es una comida perfecta para cualquier momento del día, y en verano es ideal, porque se digiere muy rápido.

El agua es tu mejor aliada

Bañarse en la piscina, la playa o darte varias duchas al día te ayudará a combatir las altas temperaturas del verano.

Si quieres hacer ejercicio opta por el aquagym, por ejemplo. De esta manera no pasarás tanto calor y te mantendrás fresca durante más tiempo. Esto es bueno para mejorar la circulación durante estos meses y mejorar el tono muscular.

Usa ropa ligera y transpirable

Usa prendas ligeras que te ayuden a combatir el calor. Es importante que prestes atención al material con el que están confeccionadas para evitar ropa que no transpire y que te hará sudar más.

Los tejidos naturales son ideales para esta época, el lino y el algodón no te darán calor y te ayudarán a estar fresca durante todo el día.

Protege tu piel del sol

No olvides echarte protector solar antes de salir de casa. Durante estos meses, tu piel se encuentra mucho más sensible debido a las hormonas, así que especialmente importante que la protejas más que nunca.

Hidrata tu piel a diario con aceites esenciales o cremas indicadas especialmente para tu piel durante el embarazo. No olvides protegerte la cabeza del sol y no exponerte a él durante las horas centrales del día.

Lo mejor es pasear por la mañana o a última hora de la tarde y mantenerte a la sombra durante el mediodía.

Deja que te cuiden, sobre todo si te encuentras en los últimos meses de embarazo. Intenta disfrutar del verano en la medida de lo posible y relájate.

En nuestro catálogo tienes todo lo que necesitarás en los primeros meses del bebé. No dudes en consultar nuestras novedades. También puedes pasarte por nuestro blog, donde encontrarás artículos muy interesantes para este momento de tu vida.