¿Estás a punto de ir a dar un paseo con tu bebé? Sin lugar a dudas, este es uno de los momentos preferidos de los padres. Es la oportunidad perfecta para que te dé el aire y para que tu recién nacido reciba algunos rayos de sol. Además, es una buena forma de quitarte el estrés del día mientras cuidas de tu pequeño.

En este artículo te mencionaremos los tipos de sacos para bebés qué hay y te explicaremos todas sus funciones. Algunos son mejores para ciertos climas y otros son recomendables para ciertos tipos de soporte. ¡Continúa leyendo para conocerlos todos!

Funciones de un saco para capazo

Antes de sacar a tu bebé a dar una vuelta, es importante contar con un capazo o carrito en condiciones. Además, es necesario contar con un saco para capazos para que tu bebé se sienta cómodo. Porque si no tu bebé se sentirá incómodo, se quejará constantemente y todo el paseo se arruinará.

El saco se puede usar en capazos, una especie de cestita para transportar a tu bebé o como en sillas de paseo, que tiene ruedas y es un método de transporte diseñado para bebés un poco más mayores. Este accesorio es útil para proteger al bebé del frío y lo mantenerlo seguro y firme. Incluso, algunos papás los utilizan para arrullar a sus pequeños.

saco para capazo y carrito

También queremos recalcar que los sacos para capazo están hechos para las cestitas que transportan bebés y no para los carritos. A pesar de ello, es posible ponerlos en una silla de paseo, aunque muchas veces tendrás que hacer un esfuerzo para que quepa.

¿POR CUÁNTO TIEMPO ES FUNCIONAL UN SACO?

Los sacos para capazo están hechos para las cestitas, por lo cual no son demasiado grandes y están construidos para ser utilizables hasta los 5-6 meses de edad. El único problema que te puedes encontrar cuando tu pequeño crezca es que no puedas usar el saco en tu silla de paseo. 

Tipos de sacos para bebés

Existen diversas variedades de sacos para capazo, algunos son más rígidos y firmes, mientras que otros son más flexibles y suaves. De igual forma, existen sacos hechos de telas más aislantes y otros hechos con tejidos más ligeros. Vamos a ver cual es el más adecuado para ti. 

SACO PARA CAPAZO DE LANA

En primer lugar, podemos encontrar el saco para capazo de lana. Este tipo de sacos para capazo son ideales para épocas frías porque, de acuerdo al blog Red de Lana, la lana es un material que se caracteriza por su capacidad de absorción de la humedad y su facultad de aislante térmico. 

Por consiguiente, es un tipo de tejido ideal para el invierno y los tiempo lluviosos. Además, para tu bebé le irá de maravilla porque es un material hipoalergénico que toleran hasta las pieles más sensibles.No debemos olvidar que los bebés tienen la piel muy delicada durante sus primeros meses. ¿Por qué no prevenir y evitar cualquier reacción alérgica en tu pequeño?

En Minutus puedes encontrar un capazo de bebé hecho lana de dralón. Esta hecho de lana de dralón y una de sus ventajas es que cuenta con botones en la parte superior para convertir en una capucha. Además, es un saquito que puede abrirse, tanto por arriba como por abajo, ya que cuenta con una cremallera.

SACO PARA CAPAZO UNIVERSAL

Por otro lado, encontramos el saco para capazos universal, este es uno de los más funcionales porque puede utilizarse tanto en carritos para bebés como en capazos.

Puedes echarle un vistazo al Saco para Capazo Universal de Minutus. Una de sus ventajas es que además de adaptarse a diferentes superficies, su tela incorpora un tratamiento anti-pilling que previene la formación de bolitas u ovillos en la superficie. Esto hará que el producto se vea como nuevo por un tiempo más prolongado.

Además, suele tener un forro interior y exterior extraíbles para darle una protección extra al recién nacido. Esto se te será muy útil porque puedes aprovechar este producto en épocas frías y cálidas; solo deberás remover o añadir el forro. 

saco para bebés universal

SACO PARA CAPAZO ADAPTABLE

Existen otros tipos de sacos para bebés que son funcionales para el capazo y para la silla de paseo. Esto es muy ventajoso porque te ahorrará el tener que comprar otro cuando tu recién nacido crezca. Aunque no lo parezca, los neonatos maduran rápido, por lo tanto, siempre es mejor adquirir artículos utilizables para todas las edades.

El saco para capazo adaptable de Minutus es uno de los que más te recomendamos porque es adaptable a todos los capazos del mercado. Esto es una gran ventaja porque podrás estar segura de que entrará en cualquier capazo que adquieras para tu bebé. De igual forma, cuenta con un forro externo e interno extraíbles que pueden quitarse según la temperatura del ambiente.

Se trata de un accesorio muy similar al capazo universal que te describimos anteriormente, con la diferencia de que no está conceptualizado para caber dentro del carrito. No obstante, si se lo pones y le queda, también puedes utilizarlo. Recuerda que los saquitos tienen muchas utilidades; pueden usarse como arrullo, como manta, etc. ¡Sacarle el provecho a este producto depende de tí!

saco para capazo adaptable

SACO PARA CAPAZO DE PUNTO

Otra variedad de saco para capazo, son los que están hechos de tela de punto. De acuerdo al blog Lulú Ferris, una de las ventajas principales de este tipo de tejido es que no se deshilacha, es suave y es ideal para los bebés. Estas razones son suficientes para optar por un saco para bebés que utilice este tipo de tela. 

Puedes optar por el Saco para capazo de punto  que te ofrece Minutus. Este saquito para bebés tiene un interior hecho con vellón de pelito rizado que, sin duda, tu pequeño se sentirá de lo más cómodo allí dentro. Prueba de utilizar este saco si quieres que tu bebé se duerma o se relaje.

saquito de lana

Por otro lado, en la parte de arriba cuenta con una capucha que puede utilizarse como almohada. Esto hace que este tipo de sacos para bebés sea ideal para que tu recién nacido duerma en él. Además, también cuenta con una cremallera en un costado, con lo cual, resulta muy sencillo sacar y meter a tu neonato.

Conclusión

Tener un saco es imprescindible para que tu bebé se sienta cómodo cuando viaje en el capazo. Recuerda que el recién nacido deberá pasar por esta etapa antes de utilizar una silla de paseo, porque durante los primeros meses de vida los neonatos no tienen la fuerza suficiente para enderezarse y sentarse.Además, le aportará un nivel extra de protección y confort. ¡Garantiza la seguridad y comodidad de tu bebé!