Son muchas las mujeres que durante los últimos meses de embarazo se han alarmado al tener un dolor en la zona del pubis. Este dolor preocupa a muchas mamás y puede ser un motivo para ir al hospital antes de tiempo. Pues bien, si tú también sentiste este dolor,  lo estás sintiendo ahora mismo o, simplemente quieres saber qué ocurre en tu cuerpo debes saber que quizá estás experimentando pubalgia en el embarazo. ¿Quieres saber qué es y cuáles son sus causas? Hoy en Minutus te lo contamos.

¿En qué consiste la pubalgia en el embarazo?

La pubalgia en el embarazo es un dolor que sienten las embarazadas en la zona del pubis y la parte de la pierna interna. Normalmente se padece durante los últimos tres meses, el tiempo en el que el bebé va cogiendo más peso y eso acaba provocando una sobrecarga en la pelvis.

El área donde más dolor se siente es en la conocida zona de la sínfisis púbica. Esta es una articulación cartilaginosa que hace la conexión entre las dos partes en las que se divide el pubis y es muy sensible. No está diseñada para tener una alta carga, sino para formar un equilibrio a nivel óseo/articular y a nivel muscular en la zona pélvica. 

Para entender mejor cómo se da el dolor de pubalgia, mira este vídeo donde se explica cómo se compone la pelvis. 

Aunque la mayoría de mujeres no experimentan una pubalgia en el embarazo que llegue a afectar a su rutina diaria o las incapacite, este dolor afecta a un 20% de las mujeres embarazadas.

Pero ¿cuáles son los motivos de la pubalgia en el embarazo?

A parte de ser a causa del embarazo, la sobrecarga en la sínfisis púbica también puede darse por movimientos intentos en actividades deportivas, ya que los músculos se sobrecargan de forma asimétrica y esto acaba dando problemas. 

Sin embargo, veamos las tres razones que provocan la pubalgia durante el embarazo:

  1. Nuevas hormonas en tu cuerpo

Durante los meses de gestación, la hormona relaxina provoca que los ligamentos del cuerpo se relajen. Como por ejemplo, la progesterona hace que aumente la laxitud en la musculatura del periné. Esto sucede para que en el momento del parto, la pelvis esté más adaptada y pueda deformarse más para facilitar la salida del bebé.

Entonces, la sínfisis púbica estará más ‘’floja’’ y una sobrecarga (el peso del bebé) le supondrá un gran esfuerzo. 

  1. El crecimiento de tu bebé 

Mientras el cuerpo del bebé va creciendo, los órganos en el cuerpo de la mamá tienen que ir adaptándose y recolocándose. Todos estos movimientos y peso en la zona pélvica será uno de los motivos del dolor en la parte de la pelvis.

  1. Cambios en la postura

Para que el cuerpo se adapte al peso del bebé, poco a poco la mamá irá adoptando una postura corporal distinta para que se le haga más fácil y llevadero. Para llevar esta nueva carga la pelvis cada vez más va adaptando una postura ‘’menos natural’’.

Es decir, la sobrecarga del bebé hace que la zona de la pelvis, la cual no está diseñada para soportar ese peso de manera forzada y si además, le añadimos los cambios hormonales, acaba apareciendo el dolor en la zona. 

pulbagia en el embarazo

¿Puedo prevenir la pubalgia en el embarazo?

Padecer pubalgia en el embarazo no tiene ningún efecto colateral en el bebé, es más, ni se enterara. Pero sin embargo para ti el dolor será inevitable

Podríamos hablar de muchos ‘’efectos secundarios’’ del embarazo. Son muchas las molestias y dolores que solo acaban una vez ya has tenido a tu bebé. Pues bien, la pubalgia es un claro ejemplo de estos casos. El dolor suele marcharse cuando el cuerpo se recompone de la sobrecarga sufrida. 

‘’El dolor de la pubalgia en el embarazo suele ser en el plazo de un mes y medio posterior al parto’’.

Si es cierto que si el dolor continua muy prolongadamente, lo mejor es visitar a tu especialista para ver si la separación de la zona por la tensión del peso ha podido provocar alguna lesión.

¿Cómo aliviar el dolor de la pubalgia en el embarazo?

Hay dolores durante el embarazo que hacen que deseemos tener una barita mágica que haga pasar el tiempo más rápido y poder tener el bebé ya. Desafortunadamente, aún no existe nada que pueda agilizar el embarazo, pero sí que podemos darte algunas recomendaciones que harán más llevadero el dolor de la pubalgia:

  • No hacer grandes esfuerzos ni levantar mucho peso.
  • En el caso de trabajar de pie, realiza diversos descansos. También debes hacer cambiar de funciones para no estar siempre en la misma posición.
  • Cuando subas escaleras intenta repartir el peso (si llevas) en varios lados. Agárrate de la barandilla e incluso pide ayuda si fuese necesario.
  • Cuando te sientes, evita cruzar las piernas, cambia de postura y estira las piernas cada cierto tiempo.
  • Debes saber que los kilos demás en el embarazo ayuda a controlar el dolor de pubalgia. De todas formas, no debes descuidar el peso durante el embarazo, es importante.
  • Para dormir será mejor el lado izquierdo y con un cojín entre las piernas para cuando tu barriga empiece a crecer.
  • Puedes acudir a un profesional que te ayude a reforzar la zona perineal para tener más fuerza. 
  • Los ejercicios en el agua, con un mínimo esfuerzo, favorecen la zona dolorida.  

Por último, desde Minutus te recomendamos tener mucha paciencia durante estos meses. Piensa que los dolores, al final, habrá merecido la pena cuando veas la carita de tu pequeño. Eso sí, si resultan ser dolores muy agudos, ten en cuenta que siempre deberás visitar un especialista. Recuerda que tu bebé no se verá afectado por la pubalgia en tu embarazo y que: ¡todo desaparecerá cuando des a luz! 

En Minutus escribimos más curiosidades sobre el embarazo que te pueden interesar. ¡Leenos!