Muchas mujeres cuando están en su última etapa del embarazo sienten contracciones antes del parto. Este fenómeno es conocido como las contracciones de Braxton. Esté está presente en todos los embarazos y cada mujer lo vive de forma distinta. Es una forma de preparar el parto.

Incluso, algunas mujeres suelen confundir estas contracciones con el verdadero parto. Pero estas contracciones no causan una dilatación del cuello uterino. Sigue leyendo y descubre la diferencia entre el parto y las contracciones de Braxton Hicks.

Contracciones de Braxton

contracciones de braxton

Es un fenómeno suele ocurrir al segundo trimestre, pero con mayor frecuencia en el tercer trimestre. Aunque empiezan alrededor de las 6 semanas de la gestación. Se llama “Braxton-Hicks” por el médico que lo descubrió por primera vez en 1872.

Estas contracciones son esporádicas producidas por una relajación del músculo uterino. Pero no te preocupes, son indoloras aunque algo incómodas. Además, no conducen al parto.

Las contracciones Braxton Hicks forman parte del embarazo. Las mujeres lo describen como sensación de calambres menstruales breves o endurecimiento de una parte del abdomen que aparece y desaparece constantemente.

¿Por qué se produce estas contracciones?

Como hemos comentado, este hecho está presente en todos los embarazos. Estas contracciones son causadas por las fibras musculares del útero que se están tensando y se relajan. 

Estas contracciones hacen el papel de tonificación del músculo para la preparación del nacimiento del pequeño. Sin embargo, no hay una dilatación del cuello uterino. Pero puede tener un papel fundamental en el ablandamiento cervical. Asimismo, esta presión hacen un movimiento del flujo sanguíneo a la placenta. Esta sangre llena los espacios del útero donde la presión es baja. 

Fenómenos que incrementan estas contracciones

A veces, hay acontecimientos que desencadenan las contracciones de Braxton Hicks. A continuación, presentamos algunos de ellos:

  • Aumento de la actividad de la madre o el bebé.
  • Tocamiento en el abdomen materno
  • Relaciones sexuales
  • Vejiga dilatada

Remedios para las contracciones 

Lo primero de todo, debes estar segura que son contracciones de Braxton, que son aquellas que aparecen solo de vez en cuando. Después tienes que saber que no hay un tratamiento médico para frenarlo. Sin embargo, hay mecanismos para aliviar estas contracciones. A continuación, te dejamos un listado:

  • Cambia de posición o haz otra actividad. Si has estado toda la mañana parada, levántate del sofá y ves a dar una vuelta. Si no has parado en todo el día, siéntate en el sofá o duerme un rato ¡Ya verás como desaparecerá!
  • Relájate. Toma un baño de aproximadamente 30 minutos con agua tibia, escucha música, mira la televisión, pinta un cuadro, haz respiración profunda etc. 
  • Bebe mucha agua. 
  • Come algo, importante que contenga hierro.

Características de las contracciones de Braxton Hicks

Se diferencia de las contracciones del parto real por sus características: 

  • Contracciones irregulares en duración e intensidad. No aumenta su duración o intensidad. 
  • Ocurre con poca frecuencia. Aunque aumentan solo durante los últimos días del embarazo. 
  • Impredecibles y no rítmicas
  • Incómodas pero no dolorosas

Diferencias de las contracciones de Braxton y las del parto

Como hemos comentado, hay varias diferencias entre las contracciones del parto y las de Braxton. Este es el listado de diferencias:

  • Frecuencia: Las contracciones de Braxton Hicks son irregulares. En cambio, en el parto las contracciones se producen a intervalos regulares. 
  • Duración: Las contracciones de Braxton Hicks suelen durar entre 30 segundos o hasta 2 minutos. Sin embargo, las contracciones del parto duran entre 30 y menos de 90 segundos y se alargan con el tiempo
  • Ubicación: Las contracciones Braxton suele sentirse en la parte frontal del abdomen o en una área específica. Sin embargo, las del parto suelen sentirse en la espalda y alrededor del abdomen.
  • Dolor: las Braxton suelen ser débiles y permanecen en la misma zona. Sin embargo, las del parto se fortalecen con el tiempo. 
  • Continuidad. Las contracciones de Hicks suelen desaparecer cuando la mujer cambia de actividad o posición. En cambio, las del parto incluso pueden hacerse más fuertes al cambiar de posición.  
diferencia entre braxton hicks y contracciones del parto

¿Cuándo debo preocuparme?

Si has probado todos los remedios que te hemos comentado anteriormente y no ha funcionado y cada vez se vuelven más frecuentes o intensas. Es importante saber si hay también alguno de estos síntomas:

  • Fugas de líquido vaginal
  • Contracciones cada 5 minutos durante una hora
  • Sangrado vaginal
  • Cambio notable en el movimiento fetal
Contracciones de Braxton consultar medico

Si has sufrido uno de estos síntomas es importante contactar con tu médico. Este se encargará de hacer un examen para determinar la causa de tu dolor. También es importante ir al hospital si sufre de contracciones muy fuertes. ¡Nadie sabe más que un médico!